Tienda

El crítico como artista

La importancia de no hacer nada & La importancia de discutirlo todo

12,95

Tan solo un mes después de publicar de El retrato de Dorian Gray, en julio de 1890 apareció la primera parte de su ensayo El crítico como artista. En septiembre de ese mismo año salió la segunda. Con lenguaje desenfadado y mordaz, propone que la labor del crítico es más meritoria que la del artista y aprovecha para escandalizar a la sociedad de su época con provocaciones y epigramas.

Colección:
Autor:
Páginas: 120
Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
ISBN13 978-84-16968-31-2
Traductores: Lorenzo F. Díaz y Catalina Martínez Muñoz

SKU: LIT089 Categoría:
Descripción

Tan solo un mes después de publicar de El retrato de Dorian Gray, en julio de 1890 apareció la primera parte de su ensayo El crítico como artista. En septiembre de ese mismo año salió la segunda. Con lenguaje desenfadado y mordaz, propone que la labor del crítico es más meritoria que la del artista y aprovecha para escandalizar a la sociedad de su época con provocaciones y epigramas. Establece que la diferencia
entre periodismo y literatura radica en que «el periodismo es ilegible y la literatura no se lee». Afirma que el público inglés «se siente mucho más a gusto cuando le habla un mediocre», y defiende los libros de memorias porque están escritos por personas que «han perdido por completo la memoria
o nunca han hecho nada digno de ser recordado». Vivimos «una época en la que las gentes son tan laboriosas —opina— que se han vuelto rematadamente estúpidas».

Noticias
Recursos Prensa
Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El crítico como artista”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

87 − = 77