Un contagioso y muy documentado amor por el séptimo arte