Antes que ‘Maus’, otros animales contaron el horror