Un lenguaje de hoy y atemporal