Autor

Winsor McCay

(Woodstock, Ontario, Canadá, 1867 – Nueva York, 1934)
Zenas Winsor McCay fue uno de los autores más importantes de la historia del cómic, autor del clásico Little Nemo in Slumberland y pionero del cine de Su lugar de nacimiento ha sido siempre discutido. Desde muy pequeño mostró su afición al dibujo y enseguida comenzó a trabajar como caricaturista en una feria de Detroit. En 1889 se trasladó a Chicago como aprendiz de la National Printing and Engraving Company. Desde 1897 realizó también ilustraciones para la prensa de Cincinnati y entre 1899 y 1903 colaboró con el semanario humorístico Life. Su calidad llamó la atención del editor de prensa James Gordon Bennett, que lo reclamó en Nueva York para colaborar en The New York Herald y The Evening Telegram. Allí, entre 1904 y 1905 crearía las series que lo han convertido en un clásico, Little Sammy Sneeze (1904 – 1906), Dreams of a Rarebit Fiend (1904 – 1911), donde narra las locas pesadillas de un aficionado a cenar fondies de queso y su obra maestra, Little Nemo in Slumberland (1905 – 1926). Además de adaptar Little Nemo al cine de animación, realizó otras películas como Gertie el dinosaurio (1914) que influirían decisivamente en Walt Disney.

Mostrando todos los resultados (2)

  • 20,95

    El 10 de septiembre de 1904, y bajo el seudónimo de Silas, Winsor McCay publicó en el New York Telegram la primera plancha de Malditas pesadillas indigestas. Dirigida a un público adulto, esta serie ofreció un reflejo de Estados Unidos en los primeros años del siglo XX. Si en Little Nemo in Slumberland, su obra más reconocida y el primer gran clásico de la historia del cómic, dibuja un mundo onírico imaginario, ahora incorpora en cada episodio la realidad de la vida: la política, las modas en el vestir, el alcoholismo, el mundo del circo, la inmigración, el auge del automovilismo, las logias secretas, el matrimonio, los avances tecnológicos, el béisbol, los perros…

  • 17,95

    Un año antes de Little Nemo in Slumberland, la serie que lo convertiría en uno de los clásicos indiscutibles del cómic, Winsor McCay creó en 1904 para el mismo periódico Little Sammy Sneeze. Si Nemo es transportado todas las noches mientras duerme a un país fantástico y surrealista, Sammy, más prosaico, se limita a estornudar en los ambientes más variopintos, sin poder contener un estornudo huracanado que provoca todo tipo de destrozos.